Isotérmicos

El embalaje isotérmico o cajas isotérmicas es el tipo de protección utilizada para el transporte de productos frescos o refrigerados garantizando el mantenimiento de la cadena de frío durante todo el proceso de distribución.

El papel que desempeña el embalaje isotérmico es esencial, por eso es muy importante diseñarlo y fabricarlo de manera apropiada atendiendo a toda una serie de pautas. Los embalajes isotérmicos aseguran que el producto se mantiene en perfecto estado desde que sale de su lugar de procedencia hasta la llegada al destino final.

Son muchos los factores que intervienen en el mantenimiento de una logística frigorífica: medios de transporte refrigerados como camiones, furgonetas, almacenes; gestión de los paquetes y como no, el propio embalaje con el que se envía.

Los materiales a utilizar para el envío de productos a temperatura controlada son varios: cartón ondulado, telas, poliuretano, plástico, espumas técnicas, etc.; pero entre todos los materiales, es el cartón ondulado el más apropiado, que tras brindarle los complemento necesarios cumple con las especificaciones necesarias para preservar el frío y no romper la cadena de frío.

Propiedades de las cajas isotérmicas

La principal característica de las cajas isotérmicas es que son capaces de conservar la temperatura ideal del producto llegando a su destino final en condiciones óptimas. Es un tipo de embalaje formado por cartón ondulado kraft resistente de alta calidad y en su interior una lamina de un componente aislante que actúa como aislante térmico.
Además, la conservación de la cadena de frío se prolonga gracias a los acumuladores de frío positivos.

La caja isotérmica para transportar alimentos es muy utilizada en e-commerce porque además de conservar la temperatura:

  • Al ser una caja plegable reduce el espacio en el almacén.
  • Al ser un producto ergonómico, de fácil montaje y a la medida, permite ajustar la medida de la caja al producto, por lo que el volumen de envío será menor.
  • Posibilita el uso de sistemas logísticos no refrigerados pudiendo ser entregados en condiciones óptimas.
  • Permite la personalización detallada y flexible tanto en la caja externa, como en los separadores e impresión.
  • El cliente final recibirá el producto único y excepcional.

Qué alimentos puedo transportar en cajas isotérmicas

El envío de productos frescos o congelados es muy delicado, de ahí que sea importante escoger las cajas isotérmicas y accesorios adecuados para el envío de productos perecederos con el objetivo de que lleguen perfectamente a su destino final.

Este tipo de cajas está en auge puesto que con ellas se puede transportar elementos susceptibles a las temperaturas y a sus cambios cómo productos veterinarios o farmacéuticos; alimentos como el pescado, marisco, chocolate, etc.; o cualquier otro material que necesite una correcta y segura refrigeración.
Cada producto está sujeto a unas condiciones ambientales de humedad y temperatura diferentes, por ello se precisa elegir el tipo de caja isotérmica para el transporte adecuada y accesorios acorde a sus necesidades ambientales.

Es muy importante que el producto sea embalado en condiciones óptimas ya que la caja isotérmica está pensada para mantener y asegurar que no se rompa la cadena de frío del producto que se desea enviar y no para generar frío.
Las cajas isotérmicas junto con los embalajes y complementos adecuados son ideales para el envío seguro de productos fríos (hasta 0º) o productos congelados (hasta -21º).

Existen diferentes tamaños y formatos entre los que escoger e, incluso, recipientes isotérmicos con bases para el transporte de productos más frágiles como: tubos de ensayo, botellas o botes de cristal.

  • Acumuladores de frío hidratables 4×6 celdas con gel eutéctico: ideal para el transporte de mercancía refrigerada entre 2ºC. y -8ºC, y aumentar la vida útil de los productos.
  • Caja cartón canal simple isotérmica
  • Caja cartón canal doble isotérmica ecológica
  • Bolsa isotérmica para transportes de corta duración (2 horas)
  • Mochila isotérmica reutilizable
  • Contenedor isotérmico de cartón y espuma de poliuretano especial para productos farmacéuticos o alimentarios de más de 48 horas.
  • Funda isotérmica reutilizable ideal para el transporte y conservación de productos a temperatura positiva o negativa (alimentos calientes o preservar la cadena de frío).

Es muy importante para nuestra salud no romper la cadena de frío, por ello resulta muy útil la tarjeta de monitorización y registro de temperatura, las cuales son: resistentes, reutilizables y duraderas.
Las cajas isotérmicas se han convertido en la opción más rápida, fácil, económica y segura de transportarlos sin que sufran daños de ningún tipo, ni físicos ni por una mala gestión de la cadena de frío.

Continuando con la actual concienciación de la preservación del medio ambiente este tipo de cajas pueden ser reutilizables y además reciclables.
A pesar de que su coste inicial puede ser un poco elevado si se compara con otros medios de conservación de la cadena de frío, realmente resulta muy económico puesto que al ser reutilizables uno está adquiriendo un producto de alta calidad a un precio reducido.

En e-Pack también le ofrecemos la opción de personalizar sus propias cajas isotérmicas para el transporte de alimentos con el logotipo de su empresa o con el diseño que prefiera.