Sobres acolchados para envío

Más información

Para los envíos más delicados se recomienda el uso de sobres acolchados para proteger todo aquello que metamos en el interior del sobre. Los sobres acolchados están diseñados para ofrecer una amortiguación en caso de golpe y evitar que el interior que protege se dañe.  

Este tipo de sobres se pueden encontrar por separado o unido al sobre del envío.  

El papel acolchado se trata de un material plástico flexible con pequeñas bolsitas rellenas de aire, denominadas burbujas. Este diseño es el que convierte a este material en la solución perfecta para proteger objetos más delicados como cristal, cerámica o incluso aparatos electrónicos, evitando las descargas estáticas.  

Los sobres acolchados están protegidos con bolitas de aire ayudando a la amortiguación de los objetos en su interior.  

Se utilizan también de forma habitual para envolver libros, documentos, obras de arte etc.  El papel puede ser muy delicado y gracias al plástico evita que las puntas se estropeen con facilidad debido a la fricción. 

¿Por qué comprar sobres acolchados?

No solo se utilizan para el envío, sino también podemos encontrarlo en la conservación de documentos antiguos o fotografías. El sobre permite que se encuentren resguardadas de la humedad y del polvo. Estarán bien protegidas evitando que se arruguen y doblen.  

Además de su uso para empaquetar cristales y cerámica, también se utiliza para el envío de CD y vinilos. Mantiene estos objetos intactos sin que se rayen con el contacto con el polvo o durante su manipulación. También en caso de golpe o caída evita que se fracturen.  

Se pueden combinar con sobres de papel Kraft para el envío postal. Las medidas de los sobres acolchados se adaptan a las medidas de nuestros sobres de papel para que puedas utilizarlos de ambas formas. También disponemos de sobres de papel acolchados con burbujas y cinta adhesiva para precintarlo. Dependiendo del tipo de envío que se vaya a realizar, un sistema será más útil que el otro.  

Abrir chat